Home Consejos sobre negocios, productos y herramientas ¿Por qué necesitas un MVP para tu aplicación móvil?
Consejos sobre negocios, productos y herramientas, Consejos comerciales

¿Por qué necesitas un MVP para tu aplicación móvil?

Amie Parnaby
19/12/2022
Eye icon 320
Comment icon 0
Why do you need an MVP for your mobile app?

This post is also available in: Inglés Francés Portugués, Brasil Alemán

En el mundo orientado a la tecnología de hoy en día, todas las empresas modernas quieren tener su propia aplicación móvil. Algunos la utilizan para comunicarse más eficazmente con sus clientes, otros necesitan una solución para automatizar los procesos internos y mejorar el rendimiento de los empleados. Pero sea cual sea el motivo, una aplicación móvil puede ser una inversión arriesgada para cualquier empresa si no se enfoca correctamente. Para evitar posibles pérdidas financieras, puede empezar con un MVP, que es un paso importante hacia el éxito de su aplicación.

¿Qué es un MVP?

Refresquemos brevemente nuestra memoria sobre el tema.

Según Wikipedia, un producto mínimo viable (PMV) es una versión de un producto con las características justas para que pueda ser utilizado por los primeros clientes, que pueden aportar sus comentarios para el desarrollo futuro del producto.

Es importante comprender que el objetivo del MVP no es la satisfacción total del cliente. En su lugar, permite a los usuarios probar la funcionalidad básica para que puedas añadir más funciones basándote en las opiniones de los usuarios y mejorar el producto antes de lanzarlo al mercado. Un MVP también es una buena forma de detectar y corregir errores sobre el terreno. Por no hablar de que el MVP proporciona una forma segura y barata de probar el concepto en el mercado.

Existen dos categorías de tipos de MVP:

  • Tipos de MVP de baja fidelidad, cuyo principal objetivo es comprender el problema del cliente y esbozar la posible solución. Los MVP de baja fidelidad también ayudan a decidir si merece la pena desarrollar la idea.
  • Los tipos de MVP de alta fidelidad tienen como objetivo detectar las direcciones de desarrollo y mejora.

Lo principal que hay que recordar sobre un MVP es que no hay que hacerlo complejo. El conjunto de funciones básicas debe ser suficiente para que los usuarios puedan utilizarlo y evaluarlo.

Algunos ejemplos de MVP de éxito son:

  • Facebook
  • Spotify
  • Uber
  • Instagram
  • Airbnb

Sí, todas estas marcas empezaron con un MVP, ¡y mira dónde están ahora!

Por qué necesitas un MVP para una aplicación móvil

Un MVP es la forma más breve y eficaz de convertir una idea en un producto rentable. Su lanzamiento le permite ofrecer a los usuarios la primera versión de su aplicación móvil mucho antes que si el desarrollo se hiciera inmediatamente sobre todas las funciones previstas. Pero aunque se trate de un producto mínimo viable, la funcionalidad debe ser perfecta. De lo contrario, la gente no lo utilizará y lo más probable es que su proyecto fracase.

Con la ayuda del MVP, una empresa también puede atraer al público adecuado, consolidar ideas y ahorrar tiempo y dinero gracias a los primeros comentarios. Veamos ahora con más detalle por qué necesitas un MVP.

La posibilidad de poner a prueba la idea de negocio

Una de las ventajas más significativas que ofrece el MVP es la oportunidad de investigar a su público objetivo en la fase inicial. No hace falta crear toda la aplicación para comprobar si a los usuarios les gusta o la necesitan. Una versión MVP de la aplicación ofrece funcionalidades básicas para poner a prueba tu idea de negocio en tiempo real. Al ofrecer esta versión simplificada, puede poner a prueba sus hipótesis, lanzar su producto al mercado más rápidamente y mantener los costes bajos.

Por no mencionar que lanzar una aplicación MVP le ayudará a averiguar si el producto atraerá a algún cliente. Si la idea no es única o suficientemente convincente, no llamará la atención de la gente.

Una forma precisa de recibir comentarios

Un MVP es la forma más rápida y precisa de recibir opiniones de los usuarios sobre tu idea. Si quiere que su proyecto tenga éxito, debe orientarse al cliente. El MVP es el primer paso hacia el entendimiento mutuo y el diálogo coherente entre usted y su público. Debe escuchar a sus usuarios y reaccionar a sus respuestas, ya que son sus clientes potenciales.

Ayuda a resolver los problemas de seguridad

El problema de la seguridad móvil es grave, ya que las aplicaciones suelen procesar y almacenar mucha información sensible. Sin embargo, puede resultar difícil detectar todas las posibles vulnerabilidades y amenazas a lo largo del proceso de desarrollo, y ahí es donde MVP puede ayudar. Con un MVP, puede encontrar y resolver los problemas casi de inmediato antes de que causen daños graves y antes de que se lance la aplicación completa. Esto, a su vez, contribuye a mejorar la seguridad.

Ahorra costes

Un producto mínimo viable para el desarrollo de aplicaciones móviles es muy rentable, y esta es la razón por la que a las startups les gustan tanto los MVP. El desarrollo de funciones básicas reduce considerablemente los costes pero, al mismo tiempo, proporciona una aplicación funcional que se puede utilizar. Además, puede que descubras que este conjunto de funciones es suficiente para los usuarios y que no necesitas crear más para completar el producto.

¿Cómo desarrollar un MVP?

Un MVP puede tener capacidades limitadas, pero eso no significa que debas subestimar el proceso de desarrollo del producto. ¿Cómo se crea un buen producto mínimo viable? Veamos los pasos principales.

Investigar a fondo

El proceso de desarrollo de un MVP comienza con un estudio de mercado. Esto le permite comprender quién es su mercado objetivo y cuáles son sus necesidades. Además, la investigación permitirá responder a las siguientes preguntas: ¿qué dispositivos y plataformas utilizan más? ¿Qué buscan en una aplicación? ¿Quiénes son sus competidores y en qué se diferencian?

Recomendamos utilizar diversos métodos para realizar estudios de mercado, como encuestas y grupos de discusión. Una buena investigación es el primer paso para que su MVP destaque.

Fijar los objetivos

Tu idea no sólo debe interesarte a ti. Su producto final debe centrarse en el usuario, así que antes de iniciar el proceso de desarrollo, determine cuál es el objetivo principal del usuario. Analice a sus clientes y sus problemas/retos y determine cómo puede ayudarles un MVP. A continuación, defina los objetivos a corto y largo plazo que desea alcanzar con la aplicación, así como los objetivos de los usuarios.

Enumere las características deseadas

Para no sobrecargar tu MVP, tendrás que priorizar las características que quieres incorporar a tu aplicación. En este punto, es importante no dejarse llevar, ya que el producto debe ofrecer una funcionalidad básica y no ser demasiado complejo.

En primer lugar, elabore una lista de las características que desea incluir en su producto antes de crear el MVP. Después, clasifique todas las características restantes en función de su prioridad para determinar qué debe incluirse por todos los medios y qué puede añadirse más adelante (o quizá no añadirse en absoluto).

Construir y lanzar

Tenga en cuenta que, al desarrollar cualquier producto de software, la calidad debe ser siempre la prioridad. Y como MVP ofrece un conjunto limitado de funciones, todas ellas tienen que funcionar a la perfección. Además, el diseño debe ser sencillo e intuitivo. Sin embargo, no subestimes su importancia y haz que funcione de la misma manera que las funciones de la aplicación (es decir, sin problemas).

Una vez finalizado el desarrollo del MVP, estará listo para lanzarlo y recoger los comentarios de los usuarios.

Analizar los comentarios

Este paso implica revisar todas las métricas establecidas (es decir, la tasa de rebote, el compromiso de los usuarios, las conversiones completadas) y analizar los comentarios que dan los usuarios. Esto le ayudará a saber qué puede mejorarse y arreglarse.

Es importante seguir construyendo, probando y midiendo tu aplicación MVP una y otra vez hasta que el producto final esté listo para surgir. A partir de los comentarios, resulta fácil determinar si el producto es aceptable o no en el mercado y su posición frente a la competencia.

MVP vs prototipo: ¿cuál es la diferencia?

Tanto los prototipos como los MVP se utilizan para ahorrar tiempo de desarrollo y reducir riesgos. Sin embargo, a menudo se confunden porque ambos validan la idea del producto. ¿Cuál es la diferencia?

El prototipo ayuda a visualizar tu idea, pero a diferencia del MVP, no es un modelo funcional. El prototipo ayuda a determinar cómo desarrollar el producto, su funcionalidad y su diseño. Mientras que un MVP es un producto funcional, un prototipo es una simulación que se parece a un producto real.

Los prototipos suelen ser más sencillos que los MVP y se tarda menos en construirlos. Los gastos para hacer el prototipo también son menores que los de desarrollar una aplicación MVP. Mientras que los productos mínimos viables son públicos, los prototipos suelen ser privados. Y, por último, un MVP permite a los usuarios experimentar el producto como si fueran clientes potenciales.

Principales errores al diseñar un MVP

Es fácil dejarse llevar y dedicar a la creación de un MVP más tiempo y dinero del necesario. ¿Por qué? Hay algunos errores comunes que se pueden cometer al diseñar un MVP.

Demasiadas funciones

Al crear un MVP, no debes olvidar que tu objetivo principal es comprobar el valor del producto, su viabilidad y demanda entre los usuarios en poco tiempo. No se trata de un producto completo, así que reduzca las cosas al mínimo y céntrese en las características clave que son esenciales para la funcionalidad. No te dejes llevar o puedes quedarte rápidamente sin presupuesto y ni siquiera alcanzar tus objetivos. Así que si usted está atascado en el proceso de desarrollo más de lo esperado, significa que ha añadido características innecesarias y comenzó a desarrollar un producto completo en lugar de MVP.

Compromiso con las funciones básicas

Mientras se concentra en no sobrecargar su versión MVP con características innecesarias, recuerde las fundamentales. Que un producto sea un MVP no significa que tenga que ser de mala calidad. Nadie quiere utilizar una aplicación llena de errores y fallos. Cualquier MVP que lances tiene que ser técnicamente excelente, con una gran experiencia de usuario que mantenga el interés de la gente. Por lo tanto, no renuncies a las funciones básicas.

Ignorar los comentarios

La única forma de saber si has lanzado un proyecto MVP con éxito es escuchar a las personas que lo están utilizando. Al fin y al cabo, el propósito del MVP es poner a prueba la idea y convertirla más tarde en un producto final. Sin embargo, algunas empresas pueden ignorar los comentarios u olvidarse de ellos. Pero sin analizar las respuestas de los usuarios, nunca sabrás cuáles son los fallos y cómo hacer que tu producto final sea perfecto y rentable.

Perderse la fase de creación de prototipos

Incluso un MVP necesita prototipos al principio para visualizar y explicar tu idea. La creación de prototipos no lleva demasiado tiempo y ayuda a entender cómo será el producto final y a esbozar los posibles recorridos del usuario. Además, tener un prototipo de tu idea facilita la captación de inversores y clientes potenciales. Saltarse esta fase puede salir muy caro, por lo que le conviene presentar un producto MVP atractivo.

En resumen

Hoy en día, el MVP se ha convertido en una parte importante del éxito en el desarrollo de aplicaciones. Una vez superada la fase de MVP, la aplicación móvil sigue desarrollándose y ganando en funcionalidad. Además de ahorrarte tiempo, dinero y esfuerzo, te ayuda a poner a prueba tu idea en tiempo real. Por lo tanto, elegir crear un MVP para su aplicación móvil merece la pena para empresas de cualquier tamaño y en cualquier ámbito.

Ann es una experimentada redactora con pasión por la innovación y la tecnología. Le encanta escribir sobre temas diversos y siempre se esfuerza por aportar valor a los lectores con sus textos. Ann ayuda a SoftTeco con la estrategia de contenidos de la empresa y crea artículos atractivos sobre las últimas tendencias tecnológicas.

7 vídeos de animación de pizarra blanca para inspirar su próxima pieza de marketing
Arrow iconPrevious post
La Prueba Social: Cómo maximizar su impacto en la presencia online de tu marca
Next postArrow icon